Agricultura ecológica

[es] Los procesos de alimentación y tenencia de animales en la agricultura ecológica son más amigables para los animales y para el medio ambiente ya que se encuentran bajo restricciones más severas que en el ámbito de la carne convencional.

A continuación se describen los principios básicos de la tenencia de animales en la agricultura ecológica.

Piensos

El cultivo de cereales ecológicos es libre de fertilizantes químicos y de herbicidas. En la medida de lo posible se utiliza abono natural de la propia granja que evita empobrecer los suelos. Los animales reciben piensos ecológicos y está prohibido dar pienso genéticamente modificado, aminoácidos sintéticos, antibióticos o anabólicos.

La tenencia de animales

En una granja ecológica los animales tienen más espacio que en una convencional.

Cerdos ecológicos tienen más movilidad y salen dónde pudiendo recibir lluvia, sol, viento y olores. En la nave encuentran luz del día y aire limpio. Se procura a los animales la posibilidad de tener un comportamiento natural manteniendo suficiente área para moverse. Cortar las colas o los dientes es prohibido.

En la tenencia ecológica de ganado vacuno los animales reciben trébol y trigo molido (en vez de soja molida o ensilaje de maíz como en lo convencional).

Transporte de los animales

En el transporte al matadero es imprescindible reducir el estrés de los animales al máximo. Durante todo el recorrido deben poder beber  agua, los tranquilizantes están prohibidos.

Sacrificio

La matanza de los animales debe en lo posible evitar  el sufrimiento de los animales. Fuetes eléctricos están prohibidos.

Información detallada sobre la Normativa Europea para la Agricultura Ecológica en la página web EURLEX

EURLEX1

EURELX2

EURLEX3